Como mercadólogos entendemos cuál es el significado de branding y que no es un tema separado de las ventas, quizá esto se entiende así, porque hemos vendido mal el concepto.

Seguramente en muchas ocasiones hemos oído decir a nuestros clientes: ¡no quiero estrategias de branding, quiero vender!

El tema de esta semana lo enfoco a revisar el concepto de branding de forma general y posteriormente, “aterrizarlo” en nuestro país y a nuestros clientes.

Cuando escuchamos esa frase: “no quiero estrategias de branding quiero vender” pareciera que son dos cosas distintas, quizá ha sido error de los mercadólogos hacerlas parecer así.

Como mercadólogos entendemos cuál es el significado de branding y que no es un tema separado de las ventas, quizá esto se entiende así, porque hemos “vendido” mal el concepto.

Por ejemplo: (seguramente les ha sucedido) cuando presentan un plan de marketing a sus clientes, se presenta como un plan por separado en donde quizá, se indique que el plan de social media es: solo para generar branding y comunidad. Es probable que los clientes no tengan muy claro que para lograr vender y el mercado reconozca los productos o servicios, se requiere de una estrategia de marca, la cual contribuye al posicionamiento a través de los años, ya que no es “de la noche a la mañana” como una marca se hace espacio en el mercado.

En mis clases en la Universidad, les pido a los alumnos que mencionen cinco marcas que consideren tengan una estrategia de branding; mencionan a las marcas más conocidas por todos nosotros, marcas transnacionales o internacionales que tienen más de 20 años en el mercado, resultado de las ventas y de branding ellos me mencionan las que normalmente nosotros también conocemos Apple, Microsoft, Google, Starbucks.

Sin embargo, se les olvida nombrar a marcas mexicanas que tienen estrategias de branding y son marcas fuertes, por ejemplo: Farmacias Benavides o Liverpool que tienen más de 80 años en el mercado y han logrado crecer gracias a sus estrategias de branding, posicionamiento y ventas.

Considero que existen 4 aspectos principales que debemos de tomar en cuenta para integrarlos en nuestras propuestas de marketing sin venderlas aparte y lograr explicar a nuestros clientes la importancia de invertir en estrategias de branding para sobrevivir en el mercado.

Estos son:

1.- Crear una personalidad a tu marca de manera visual y a través de experiencias. 

Por ello, la importancia en las empresas chicas de encargar el diseño de su imagen corporativa a un profesional para lograr un buen diseño y comunique lo que queremos; de igual forma, tratar de integrar esa imagen con gratas experiencias que nos hagan recordar la marca.

2.- Crear historias a través de tu marca ya que los clientes son cada vez más emocionales. 

Busca que el mensaje clave que comuniques a tu mercado sea consistente y logre penetrar las emociones para lograr la vinculación con nuestra marca.

3.- La consistencia de tus mensajes a través de la publicidad para lograr la recordación. 

La creatividad aquí, es la clave, mientras más creativo seas y no pierdas el sentido de tu valor, se obtendrá recordación de la marca.

4.- Que perdure en el tiempo. 

Tu mensaje y conexión emocional con tu mercado sea de largo plazo y no dependa si recortan o no el presupuesto en mercadotecnia (que suele suceder) debemos de ser creativos para que nuestro mensaje siempre esté presente en la mente de nuestros clientes.

Integrando los cuatro puntos anteriores al desarrollar una estrategia de incremento de ingresos “enganchándolo” con la estrategia, lograremos que nuestro cliente no lo vea de manera separada, si no como un conjunto de elementos que contribuirán a lograr el éxito de la marca a través de los años.

Los invito a ver este video a cerca del branding: una herramienta para unir | Andy Stalman | TEDxAlmendraMedieval en donde abarca el tema, con otro enfoque hacia nuestros clientes.

¿Crees que puedes presentar estrategias unificadas de branding y ventas para lograr cumplir con los objetivos de tus clientes?